Seleccionar página

Muchas veces, cuando estamos viendo una película, nos damos cuenta de similitudes en alguna escena, alguna frase o algún personaje con otra película, serie, comic, etc… Entonces, pensamos que al director de la película seguramente le gustase la fuente de origen y la usase como inspiración en su obra.

Pero, existe una línea muy fina entre lo que es una inspiración y lo que es una copia descarada. Existen ciertos casos, a lo largo de la historia del cine, que nos hacen plantearnos si realmente confiaron en que, debido al desconocimiento del publico, podían hacer pasar una obra por original,  cogiendo pedazos (u obras completas) para su película.

Os voy a plantear unos cuantos ejemplos:

Los Otros (2001), de Alejandro Amenábar.

“Los Otros” supuso el lanzamiento de Amenábar en Hollywood (aparte claro esta de Vanilla Sky). En ella, Nicole Kidman interpreta a Grace, una mujer que, tras acabar la 2ª Guerra Mundial, espera en un antiguo caserón el regreso de su marido, en compañía de sus dos hijos, Anne y Nicholas. Tras contratar a tres nuevos sirvientes, comienzan a producirse una serie de sucesos extraños y paranormales en la mansión, a la luz de las velas debido a una extraña enfermedad de los pequeños, tratara de descubrir que ocurre y quienes son “Los otros”.

Sin quitar ningún merito a Amenábar, ya que la película es fantástica, tiene ciertas… similitudes con otra película aparecida unos cuantos años antes. Estoy hablando de la película Suspense (1961), de Jack Clayton. En ella, una gran Deborah Kerr interpreta a la señorita Giddens, una institutriz muy puritana que es contratada para cuidar de dos niños huérfanos, Flora y Miles, en una apartada mansión rural. Pronto empieza a sospechar de la influencia malsana que ejercen aun los antiguos criados en las vidas de los pequeños, pese a llevar mucho tiempo muertos…

Si no habéis visto la película, realmente os la recomiendo a aquellos que os gusten las películas sobre fenómenos paranormales y fantasmas. Mención especial a la canción O Willow Waly, que realmente pone los pelos de punta.

Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (2003), de Gore Verbinski.

Curioso el caso de esta película, ya que las similitudes no vienen de otra película, sino de un juego (más de un veterano de PC sabrá ya por donde voy). La historia de Piratas del Caribe (la 1ª) nos  presenta como protagonista a Will Turner (interpretado por Orlando Bloom), un aprendiz de herrero, secretamente enamorado de la hija del gobernador de la isla, Elizabeth Swann (Keira Knightley). Una noche, la isla es atacada por la tripulación de la Perla Negra, y Elizabeth es secuestrada. Poco después sabremos que toda la tripulación, dirigida por el Capitan Barbossa (Geoffrey Rush), son victimas de una terrible maldición, y están todos muertos. Con el fin de rescatar a su amada, Will se hará pirata y reunirá a una tripulación para perseguir a Barbossa y su Perla Negra…

Una gran película, sin lugar a dudas. El problema viene de aquellos que: 1) Tenemos memoria y 2) Hemos jugado en PC a “The Secret of Monkey Island”. En ese juego, nos cuentan la historia de Guybrush Threepwood (cualquier broma respecto al nombre, os aseguro que ya la dijeron en su momento en el juego), un chaval que quiere convertirse en pirata. Para hacerlo, debe pasar ciertas pruebas, una de las cuales le lleva a la mansión de la Gobernadora Elaine Marley, de la que queda perdidamente enamorado. Pero de repente, Elaine será secuestrada por el malvado pirata fantasma LeChuck. Para rescatarla, Guybrush tendrá que reunir a una tripulación para ir tras… Bueno, paro aquí… Que aunque parezca que me repito, ¡es que es exactamente lo mismo! Os pongo unas imágenes y comparáis personajes:

Curiosamente también, y algo que también me hizo mucha gracia cuando vi la segunda parte, fue la aparición de la Dama del vudú, una exótica mujer que vive en mitad de un pantano, y a la que se llegaba remando desde un ataúd… Ya no se si hablo del juego o de la película, se mezclan en mi cabeza, por que pasa lo mismo en los dos… Ni que decir tiene que en la versión de Disney, la Dama es mucho mas sensual que en el juego. ¡Bien por Disney! Y en la película, el que usa un ataúd a modo de balsa es Jack Sparrow…

Cisne Negro (2010), de Darren Aronofsky

En este caso, la trama nos pone en la piel de Nina Sayers (Natalie Portman), una bailarina brillante del ballet de Nueva York. Vive obsesionada con la danza, en gran medida propiciado por su controladora madre. La presión por conseguir el rol principal, la llegada de una talentosa rival y el exigente director de la compañía, llevaran a Nina a un estado de tensión y agotamiento en el que nuestra protagonista ya no saber discernir lo que es real de lo que es ficción.

Grandiosa película que, personalmente, me encanta. Pero… al Cesar lo que es del Cesar. Esta película bebe las fuentes (por no decir que casi es un remake) de Perfect Blue (1997), de Satoshi Kon. En ella se cuenta la historia de Mima (curiosa coincidencia de nombres…), cantante de un famoso grupo musical en Japón. Debido a una serie de reveses en su carrera, entra en una depresión profunda, que la lleva a replantearse su vida. Un día por casualidad, descubre una web en la que cuentan cosas de ella, detalles de su vida, que solo alguien muy cercano puede saber. A partir de ese momento, Mima se sentirá observada, vigilada, y su psicosis la llevara a mezclar la realidad con la imaginación.

La prueba mas evidente de la relación entre ambas películas viene de que su director, Darren Aronofsky, compro los derechos de filmación de la película por 59.000$, con el único fin de utilizar una escena de Perfect Blue para su “Requiem por un sueño(2000), la escena del baño de Jennifer Connelly.

El caso es que, aparte de la trama, Aronofsky copio varios planos de Perfect Blue para Cisne Negro (como ya tenia los derechos…). Os pongo algunos ejemplos:

Reservoir Dogs (1992), de Quentin Tarantino.

Tarantino nunca ha ocultado su predilección por el cine hecho en Hong Kong, pero es que en el caso de esta película, que supuso su Opera Prima en Hollywood, tomo “prestada” la practica totalidad de la película, adaptando los diálogos para el publico estadounidense, de la película City on Fire (1987), de Ringo Lam.

Os contare la trama de City on Fire, por si os “suena” de algo. En ella, Chow Yun-Fat (antes de llegar a Hollywood) interpreta a un policía que se infiltra en una banda de ladrones de joyas. Con el transcurso del tiempo, hace amistad con uno de los miembros de la banda. Durante uno de los asaltos, algo se tuerce terriblemente, salta la alarma, y la banda se descontrola y comienza un tiroteo. Todos salen desperdigados, y acaban reuniéndose en un almacén. El personaje interpretado por Chow llega con un tiro en el estomago. Al ir llegando, la banda empezara a discutir entre ella, terminando en un momento climax en el que todos disparan a todos. Tras el tiroteo, Chow le confesara a su amigo que el realmente es un policía… ¿Cómo lo veis? Unas imágenes para adornar este plagio:

Y la mejor de todas, porque,  como vereis, no se corto ni en la escena de los trajes…

Y para terminar por hoy…

Star Wars (1977), de George Lucas

Pues si. Aunque no lo creáis, la historia de la inspiración de Star Wars es bien conocida (e incluso reconocida por el propio George). Esta película, en principio, no fue concebida como el antes y después de la ciencia ficción (lo que a posteriori fue). Sencillamente, se creo como homenaje a las series de ciencia ficción de los 40 – 50, que tenían fuerte influencia de los Western. Varios de estos, ya habían sido muy influenciados del genio japonés Akira Kurosawa. Por ejemplo, “Por un puñado de dólares” esta copiada de “Yojimbo”, y “Los 7 Magnificos” es directamente un remake de “Los 7 Samurais”.

Lucas, para su película, se fijo directamente en “La Fortaleza Escondida(1958). La película comienza con dos campesinos, uno alto y delgado y el otro bajito y regordete (si al alto le damos un chapado en oro, y al otro le pintamos de blanco y le ponemos lucecitas, no notaríais las diferencias), escapando de una batalla. En su camino, encontraran a un viejo guerrero, que tiene como cometido salvar a una joven princesa a la que tienen retenida en una oculta fortaleza. Allí, se enfrentara en duelo a un antiguo rival, y después, junto a los campesinos y a la princesa, atravesaran el territorio enemigo y escaparan, llevándose una gran cantidad de oro para ayudar a su clan (el equivalente a los planos de la Estrella de la Muerte, para ayudar a la Alianza Rebelde…).

Por copiar, Lucas copio incluso las transiciones entre escenas, usando el mismo método que usara Kurosawa en su película.

Como veis, los “refritos” siempre han estado a la orden del día en Hollywood. Y, pese que en algunos casos la influencia es sutil, en otros casos es tan descarada que oscila en la línea del plagio. Sin desmerecer el resultado final, claro esta, pues muchas de las películas resultantes son autenticas obras de culto.

 

Fuente: Cracked.com. Articulo relacionado: http://www.cracked.com/article_19443_7-classic-movies-you-didnt-know-were-rip-offs.html